Siete años es mucho tiempo para que las personas crezcan y cambien, y por supuesto ninguno de los personajes de Harry Potter terminó exactamente igual que cuando los conocimos (aparte de Hagrid, por supuesto, ¡el viejo confiable!). Sin embargo, estos personajes se destacaron por hacer las transformaciones más notables y asombrosas a través de la serie …

Neville Longbottom

¿Cómo no podríamos comenzar con nuestro querido Nev? El Gryffindor comenzó inseguro y nervioso, especialmente porque él y toda su familia habían pensado alguna vez que era un Squib. Sin embargo, después de que un encantador tío lo arrojara por la ventana y rebotara, el joven mago descubrió que tenía magia y asistió a Hogwarts, donde pasó de ser un principiante tímido y asustado a una leyenda absoluta por derecho propio. No solo fue brillante en Herbología, obteniendo un ‘Destacado’ en sus TIMOS, también se volvió brillante en Defensa Contra las Artes Oscuras (gracias al Ejército de Dumbledore), se enfrentó a Voldemort en la Batalla de Hogwarts y destruyó el último Horrocrux del Señor Oscuro, Nagini. ¡Neville para Ministro de Magia!

Hermione Granger

Hermione pasó de ser la más estricta del libro de reglas a romperlas constantemente con sus dos mejores amigos. Desde molestarse con Ron y Harry por arriesgar su expulsión en el primer libro hasta orquestar alegremente una sociedad secreta e ilegal para aprender Defensa Contra las Artes Oscuras en el libro cinco, la bruja más inteligente de Hogwarts definitivamente hizo mucho para romper las reglas. Por no hablar de Confundir a Cormac McLaggen durante las pruebas de Quidditch, dejar Adivinación en un momento de furia y golpear a Malfoy en la cara. ¡Estamos muy orgullosos!

Dudley Dursley

Dudley era un abusivo horrible e insoportable que estaba demasiado feliz usando su bastón de Smeltings, y cuando se produjo la transformación de su personalidad, fue tan sorprendente como conmovedor. Dudley quedó tan traumatizado por un ataque de Dementores, en el cual Harry lo salvó, que había estado sutilmente acercándose a su primo dejándole tazas de té y preocupándose por su bienestar cuando dejó Privet Drive en el libro siete. Aunque nunca podremos superar todo lo que Dudley hizo para torturar a Harry cuando eran niños, nos gustó mucho más este nuevo Dudley que el original.

Horace Slughorn

Quizás sea una declaración controvertida, pero vamos a seguir con esto: el profesor Slughorn no obtuvo el crédito que le correspondía en las novelas de Harry Potter. ¡El brillante mago pasó de vivir una existencia nómada, en la que se movía de un lugar a otro para evitar ser reclutado por los Mortífagos, a representar a la casa de Slytherin peleando en la Batalla de Hogwarts! En solo dos años, pasar de esconderse por miedo a luchar por lo que era correcto fue muy valiente, bien por él.Tampoco olvidemos que él reconoció su secreto más vergonzoso para ayudar a Harry a derrotar a Voldemort, que es un tipo diferente de valentía por completo. Con todo, Harry no podría haberlo hecho sin Slughorn, pero desearíamos que Slughorn hubiera hecho las cosas un poco más fáciles en primer lugar.

Ginny Weasley

Todos sabemos que Ginny estaba muy enamorada de Harry, y luchó tanto en su primer año en Hogwarts que vertió su corazón en un diario que, por desgracia, contenía una parte del alma de Voldemort. Pero después de sobrevivir a la Cámara de los Secretos y, con un pequeño consejo de Hermione, logró encontrarse a sí misma de nuevo en Hogwarts. Se convirtió en una bruja talentosa con predilección por el maleficio de Moco-Murciélagos, fue una de las mejores cazadoras de Gryffindor en el Quidditch y dejó de atosigar a Harry. De hecho, cuando él comenzó a darse cuenta de lo increíble que era, ¡ya estaba saliendo con Dean Thomas!

Harry Potter

¿Quién más podría completar esta lista sino Harry mismo? Pasando de ser un miembro de la familia no deseado metido en un armario debajo de la escalera, burlado y ridiculizado por su primo y a punto de asistir a una escuela secundaria vistiendo las ropas viejas teñidas de Dudley, el héroe del mundo mágico no le fue tan mal una vez que logró llegar a Hogwarts. Aunque siempre fue más o menos él mismo, creció en confianza y aceptó cada desafío que se le lanzaba antes de finalmente derrotar a Voldemort mientras simultáneamente intentaba salvar su alma.Ah, y él tenía 17 años cuando hizo esto. ¡No está mal para un niño que una vez fue perseguido por un perro!

 

- Afiliado -
Compartir
Proud Gryffindor con ascendencia Ravenclaw. Diseñador, ilustrador, cinéfilo y geek de corazón. Perfeccionista y detallista como buen Virgo.