Al ser el único mago que ha sobrevivido a la maldición asesina de Voldemort, Harry ha sido alguien a quien seguir desde que era un niño pequeño. No es fácil ser el Elegido, con una tarea casi imposible por completar de cazar Horrocruxes y el peor mago Oscuro de la historia decidido a matarte. Es solo mucha presión, de verdad.

Pero no es solo Harry quien lo tiene difícil, cualquier persona asociada con él está sujeta a escrutinio. Estar del lado de Harry significa arriesgar tu vida, tu familia y a tus amigos. Pregúntenle a Xenophilius Lovegood, cuya recompensa por apoyar a Harry fue la captura de su hija, Luna. Cuando llegó el momento, Xenophilius terminó vendiendo a Harry a los Mortífagos.

Luego está el hecho de que, para aquellos que todavía están marcados por la Primera Guerra Mágica, la insistencia de Harry en el regreso de Voldemort inicialmente tiene muy poca evidencia de apoyo. Después de todo, solo Harry presenció la posesión de Voldemort a Quirrell; solo Harry aprendió la historia del diario de Tom Riddle desde su origen y solo Harry se enfrentó a Voldemort después del Torneo de los Tres Magos. Cada vez que había otros testigos, Ginny en la Cámara Secreta, Cedric en el Cáliz de Fuego, estaban inconscientes o muertos, dejando a Harry sin corroboración. Las visiones de Harry sobre los crímenes de Voldemort tampoco pueden haber ayudado. Es bueno que Dumbledore le haya creído a Harry, porque podemos ver por qué fue difícil para personas como Fudge comprender una verdad aterradora que querían negar.

Y luego, con el regreso de Voldemort más allá de toda duda, Harry aparentemente desaparece justo después de que el Ministerio de Magia ha caído. Así que cuando Harry cuestiona la tarea que le dejó Dumbledore, el mundo mágico se pregunta por qué Harry, su aparente salvador, los ha abandonado. Pero aunque a veces era difícil saber la verdad, había quienes apoyaban a Harry a pesar de eso, y este apoyo tenía su precio.

Ron

Como un Weasley, Ron siempre estuvo en contra de Voldemort, pero convertirse en uno de los mejores amigos de Harry Potter lo puso firmemente en la línea de fuego. No es que lo supiera de antemano, pero desde el momento en que se conocieron en el Expreso de Hogwarts, el apoyo de Ron nunca estuvo en duda. Bueno, casi nunca.

Los celos de Ron sobre la selección de Harry como campeón del Torneo muestran cuán difícil es vivir bajo la sombra de Harry. Su deserción en las Reliquias de la Muerte y las visiones mostradas por el guardapelo hecho Horrocrux hacen que este punto sea aún más contundente. Cazar Horrocruxes es un trabajo duro y Ron lucha con la falta de progreso, está preocupado por su familia, no está acostumbrado a vivir sin comodidades hogareñas, vulnerable a pensamientos negativos. Cuando Ron se va es un momento devastador, pero es comprensible. Los celos son un impulso demasiado humano y Ron, con su familia de triunfadores, es particularmente susceptible a eso. Sin embargo, siempre se lo traga al final porque, por defectuoso que sea, Ron no tiene miedo de admitir cuando está equivocado.

Hermione

Como la prefecta más recta de Hogwarts, Hermione es reacia a hacer lo correcto: prepararse para los exámenes, evitar el incumplimiento de las reglas y ayudar a otros a obtener justicia. Desde Buckbeak hasta la P.E.D.D.O., Hermione no es alguien que se calla cuando puede ayudar. Cuando cuenta, su necesidad de hacer lo correcto supera su adherencia a las reglas, y es por eso que es Hermione quien crea el Ejército de Dumbledore. Esta determinación por la justicia la ayuda a seguir con Harry incluso cuando lanza lo que debe ser uno de sus hechizos más difíciles: hacer que sus padres olviden que tienen una hija y mudarse a Australia.

El apoyo de Hermione a Harry es constante, pero ella no tiene miedo de desafiarlo. Cuando Harry quiere apresurarse hacia el Departamento de Misterios, es Hermione quien le dice que primero busque a Sirius, haceindo notar “las ganas de salvar a la gente” de Harry. A Harry no le gusta, pero Hermione nunca toma el camino más fácil. La actitud sensata de Hermione ha sido muy útil en numerosas ocasiones en las que Harry ha dejado que su corazón gobierne su cabeza.

Hagrid

Puede decirse que Hagrid es el seguidor más leal de Harry porque cree en él incondicionalmente. Pero esta relación lo pone en la línea de fuego de Rita Skeeter, cuyas revelaciones sobre la familia de Hagrid casi lo hacen renunciar a su puesto, y en las Reliquias de la Muerte, Hagrid literalmente se ve obligado a esconderse cuando evita por poco el arresto por su fiesta de “Apoyo a Harry Potter” .

Neville

No está claro si Neville sabe cuán cerca está de vivir el destino de Harry, pero no tenemos dudas sobre su apoyo: en la Orden del Fénix declara su creencia en el regreso de Voldemort. Al enfrentar a Harry, Ron y Hermione en la Piedra Filosofal o enfrentarse a Voldemort en las Reliquias de la Muerte, Neville muestra una valentía comparable a la de Harry, y es recompensado con la espada de Godric Gryffindor. La lealtad de Neville no está exenta de dolor, pero como demuestran sus esfuerzos contra los Carrow y su desafío a Voldemort, es un dolor que está dispuesto a soportar.

Hay muchos otros que sufren por su apoyo a Harry, desde la oreja perdida de George hasta el secuestro de Luna y la muerte de Sirius, Dumbledore, Ojoloco Moody, Dobby, Lupin, Tonks, Fred, Snape y todos los que cayeron en la Batalla de Hogwarts. Sin embargo, cada uno de ellos, de diferentes maneras, por diferentes razones, sigue siendo leal a la causa de Harry, a pesar de las dificultades. Eso es todo un legado.

- Afiliado -
Compartir
Proud Gryffindor con ascendencia Ravenclaw. Diseñador, ilustrador, cinéfilo y geek de corazón. Perfeccionista y detallista como buen Virgo.