Como prisionero de Azkaban condenado incorrectamente, no sorprende que a menudo Sirius fuera muy inquieto. Incluso después de que Harry y Hermione rescataron a Sirius de una vida sin alma debido al beso de los Dementores, Sirius no es exactamente un pájaro libre una vez que huye con Buckbeak. Cuando se necesita la antigua casa familiar de Sirius para albergar la sede de la Orden del Fénix, el rebelde Merodeador efectivamente se encuentra bajo arresto domiciliario, debido a que aún se le conoce como un peligroso asesino en el mundo mágico. En muchas ocasiones, vimos lo frustrante que esto era para Sirius, especialmente porque siempre había sido un poco rebelde. Así que incluso mientras alentaba a Harry a que tomara mayores riesgos, era obvio que no le importaría romper algunas reglas propias.

Pero Sirius no era solo anárquico por el simple hecho de serlo. Claro, como un estudiante temerario de Hogwarts, podría haber sido divertido curiosear como un gran perro negro solo por las emociones. Pero como humano, Sirius transfirió esas tendencias rebeldes a la valentía por el bien mayor. Aquí está nuestro caso de por qué Sirius fue uno de los personajes más valientes de toda la serie de libros.

Convertirse en un animago

No solo es muy difícil transformarse en un animal a voluntad, también es contra la ley de los magos hacerlo sin registrarse como animago. No es que esto molestara a Sirius: cuando él y sus amigos descubrieron que Lupin era un hombre lobo, su reacción no fue abandonarlo, sino encontrar la manera de acompañarlo. ¿Qué es un poco de violación de la ley en contra de apoyar a tus amigos hombres lobo? Cuando la felicidad de su amigo estaba en juego, Sirius no se preocupaba por nada más, incluso ser atrapado como un animago ilegal, o tal vez sufrir una mordedura de hombre lobo. Muy valiente, cuando lo piensas.

Escapándose de su familia obsesionada con la pureza de sangre

Sirius claramente tuvo una infancia miserable: el único Gryffindor en una familia llena de Slytherins, él era (según Kreacher) odiado por su madre por ser la oveja negra de la familia Black. Ser criado en una casa obsesionada con la sangre pura no era un día de campo, y si si tomamos de ejemplo a los Malfoy, entonces desviarse de la línea familiar era muy raro y ciertamente nada fácil de hacer. Pero Sirius mantuvo una resistencia constante que lo vio llenar su habitación con carteles Muggles, hacer amigos con un hombre lobo y, finalmente, huir de su casa a los 16. Estos no fueron actos de rebelión infantil, fueron elecciones. Sirius rechazó activamente las creencias y expectativas de su familia, y eso tomó mucho coraje.

Su lealtad a sus amigos

El hecho de que Sirius tenía una actitud imprudente era bastante obvio, y durante sus días de escuela, él y James se alentaban mutuamente para lograr las más grandes hazañas al romper las reglas. En las propias palabras de Sirius podrían ser arrogantes; ocasionalmente fueron incluso crueles. Pero la gracia salvadora de Sirius era su lealtad hacia sus amigos, incluso la bromaque le jugó a Snape fue en respuesta a Snape tratando de expulsarlos. Y las lealtades escolares no eran nada en comparación con lo que estaba dispuesto a hacer en su vida posterior.

Como el potencial Guardián Secreto de los Potter, Sirius corría el riesgo de ser asesinado por Voldemort, algo que absolutamente habría hecho, como le dijo a Pettigrew:

–¡ENTONCES DEBERÍAS HABER MUERTO! – bramó Black-. ¡MEJOR MORIR QUE TRAICIONAR A TUS AMIGOS! ¡TODOS HABRÍAMOS PREFERIDO LA MUERTE A TRAICIONARTE A TI!

Harry Potter y el Prisionero de Azkaban

Sin embargo, Sirius pensó que los Potter estarían más seguros con Pettigrew como su Guardián Secreto, seguro de que Voldemort iría tras él y dejaría solo al “débil y sin talento” Pettigrew. Desubicao como estaba, el que Sirius persuadiera a James para que usara a Pettigrew como Guardián del Secreto estuvo motivado por las preocupaciones sobre la seguridad de su familia. Que Pettigrew los traicionara era algo que Sirius nunca consideró porque, para él, la lealtad era un hecho.

Fugándose de Azkaban

Esos años en Azkaban deben haber sido los peores en la vida de Sirius: gente encarcelada por error, llorando las muertes de sus amigos y sin nada más en qué pensar. Sirius era también el único que sabía que Pettigrew, un antiguo amigo al que había juzgado mal, era responsable de la muerte de los Potter. Sin embargo, en lugar de dejar que estos sentimientos lo abrumaran, Sirius los usó para su beneficio. Al darse cuenta de que Pettigrew estaba en Hogwarts haciéndose pasar por Scabbers le dio el enfoque que necesitaba para escapar. Y no solo escapar: seguir a Pettigrew hasta Hogwarts, a pesar de que la escuela estaba custodiada por dementores y todo el mundo lo estaba buscando.

Apoyando a Harry a durante el Torneo de los Tres Magos

Las visitas de Sirius a Harry bajo la apariencia de Canuto muestran su carácter poco prudente. Estaba destinado a permanecer escondido, pero allí estaba en Hogsmeade jutno con Buckbeak, comiendo patas de pollo robadas. Pero la razón por la que viajó para ver a Harry fue porque quería estar allí para él. Como solía estar con sus amigos de la escuela, ahora estaba con Harry: apoyar a su ahijado era mucho más importante que su propia seguridad.

Siguiendo a Harry al Departamento de Misterios

En ninguna parte era esto más obvio que en el último y más grande acto de valentía de Sirio. Que Voldemort usara el afecto de Harry por Sirius para atraerlo al Departamento de Misterios, mostró que tan cercanos se habían convertido, y Sirius correspondió al negarse a quedarse sentado en casa cuando Harry estuvo en peligro. Él podría haberlo hecho; otros miembros de la Orden del Fénix respondieron, y ser encontrado en el Ministerio de Magia habría sido particularmente desastroso para Sirius, dado que todavía estaba huyendo de Azkaban. Pero eso nunca fue una opción.

Pudo haber perdido su duelo con Bellatrix, pero el hecho de que sus últimos momentos lo pasaran defendiendo activamente a su ahijado fue, al menos, una muerte digna para Sirius.

- Afiliado -
Compartir
Proud Gryffindor con ascendencia Ravenclaw. Diseñador, ilustrador, cinéfilo y geek de corazón. Perfeccionista y detallista como buen Virgo.