Desde el momento en que conocimos a Hermione, supimos todo sobre su relación con las reglas de la escuela. Una de las primeras cosas de las que habló con Ron y Harry fue sobre cambiarse a las túnicas de Hogwarts. ¿Qué podemos decir? Hermione amaba no ser expulsada.Excepto por esos momentos, sin embargo, cuando tiró el libro de reglas a un lado por el bien de sus amigos o para salvar al mundo mágico …

 

Usando la lógica para rescatar la Piedra Filosofal

Después de ese incidente con un troll, Hermione rompió reglas en el primer libro, usando sus llamas azules contra Snape y ayudando a deshacerse del dragón Norberto, por ejemplo, pero fue cuando Harry la convenció a ella y a Ron para ayudarlo a conseguir la Piedra Filosofal que ella comenzó a apreciar que las reglas no siempre son geniales.

No le gustó hechizar a Neville ni enfrentarse al gigantesco juego de ajedrez de McGonagall, pero hizo ambas cosas porque sabía que ayudar a Harry era más importante. Y parecía disfrutar de la oportunidad de utilizar su cerebro en situaciones de gran peligro: salvar a Ron y Harry del lazo del diablo y enfrentarse al enigma de las Pociones de Snape con una calma que luego alabó Dumbledore. A veces, en Hogwarts, el buen comportamiento no necesariamente significaba hacer lo obvio.

Exitosamente prepara poción multijugos

De acuerdo, hubo un pequeño error en la ejecución, pero Hermione se convirtió en una versión humana del amigo felino de Millicent Bulstrode y no fue culpa de la Poción Multijugos que ella tan expertamente ideó. Rompiendo ‘unas cincuenta reglas escolares’ era un precio que ella estaba dispuesta a pagar para ayudar a descubrir por qué los squibs y los hijos de muggles estaban siendo atacados en Hogwarts, un ejemplo anticipado de Hermione trabajando con su propio código moral al menos tanto como con las reglas establecidas:

 

Yo no quiero saltarme las normas, ya lo saben, pero pienso que aterrorizar a los magos de familia muggle es mucho peor que elaborar un poco de poción.

Harry Potter y la Cámara Secreta

Hermione estaba ansiosa por hacer algo, y preparar Poción Multijugos le dio un enfoque. Como hija de muggles, debe haber sentido una sensación de urgencia especial en torno a la Cámara de los Secretos, que tal vez sea la razón por la que insistió en robar los ingredientes y concentró sus energías en elaborar la poción.

Rompiendo la ley del tiempo mágico real

Hermione pasó la mayor parte del Prisionero de Azkaban rompiendo en secreto una de las leyes más importantes del mundo mágico, solo para poder asistir a más clases. El hecho de que se le concedió un Giratiempo en absoluto muestra lo mucho que sus maestros pensaban de ella, lo que debe haber proporcionado un impulso a pesar de su calendario de castigo. Ella fue rápida en violar esa ley aún más cuando Dumbledore le sugirió usar el Giratiempo para rescatar a Buckbeak y Sirius, una vez más, porque ella sabía que no romperla sería mucho peor.

Sorprendiendo y Capturando a Rita Skeeter

Después de que Hermione descubriera que Rita Skeeter estaba usando su habilidad como animaga no registrada para espiar conversaciones secretas y hablar con informantes, estaba feliz de atrapar a Rita en forma de escarabajo después de verla espiando a Harry en el hospital siguiendo los eventos tras el final del Torneo de los Tres Magos. Aún así, Rita podría haber estado violando la ley, pero al capturarla en lugar de ir a las autoridades, Hermione no estaba exactamente siguiendo la ley. Sin embargo, estaba feliz de hacerlo, para evitar que Rita escribiera una nota más imparcial.

Fundadora del ejército de Dumbledore

La organización que se convirtió en el Ejército de Dumbledore fue idea completamente de Hermione. Persuadir a Harry para que les enseñara, organizando la primera reunión, creando un método secreto de comunicación y hechizando el papel que sus compañeros firmaron sin decirles: la creación de este grupo necesitó romper varias reglas y decretos educativos. Ella lo hizo todo con el enfoque al estilo de Hermione. Después de todo, ¿cómo comparar romper algunos Decretos Educativos innecesarios con aprender a vencer a Voldemort?

Irrumpiendo en el Ministerio de Magia …

Hermione participó en un par de allanamientos en el Ministerio de Magia, nuevamente con un objetivo específico en mente, ya sea ayudar a un Harry equivocado por rescatar a Sirius o recuperar el Horrocrux tomado por Umbridge. Probablemente sea justo decir que ella no hubiera elegido participar en tales actividades si no hubiera visto la necesidad, pero tenía que haber una pequeña parte de Hermione que disfrutara ganarle una a Umbridge.

…y en Gringotts

Irrumpir en Gringotts era aún más audaz, dado que implicaba hacerse pasar por Bellatrix Lestrange, robar un Horrocrux y destrozar el edificio al escapar sobre un dragón. La Hermione que les dijo enfadada a Ron y Harry que “todos podríamos haber sido asesinados, o peor aún, expulsados” en el primer año, se habría horrorizado, pero a estas altura, a Hermione ya no le importaba mucho. Huyendo, no haberse registrado como hija de Muggles, sometida a torturas en la mansión Malfoy … Hermione sabía que la ley de los magos era tan corrupta que estaba obligada a romperla, incluso si eso significaba irrumpir en un banco. En las Reliquias de la Muerte, Hermione era toda una rompe reglas y no le importó.

Menciones de Honoríficas

Para alguien tan inicialmente de línea dura, Hermione rompió las reglas mucho. Ni siquiera hemos mencionado cuando hechizó a McLaggen para confundirlo o cuando golpeó a Malfoy. Si bien ella no admitió haber disfrutado de ninguno de esos episodios de incumplimiento de las reglas, digamos que nosotros sí. Bien hecho, Hermione.

- Afiliado -
Compartir
Proud Gryffindor con ascendencia Ravenclaw. Diseñador, ilustrador, cinéfilo y geek de corazón. Perfeccionista y detallista como buen Virgo.