Incluso el legendario fabricante de varitas Ollivander no sabía todo sobre la ciencia de las varitas, pero era firme en que la varita elige al mago. ¿Sin embargo, esa era toda la historia? La varita de Harry se conectó con él al instante, pero aún así tuvo sus momentos. Riddle la usó para revelar que era Voldemort, Barty Crouch Jr la usó para lanzar la Marca Tenebrosa y, por supuesto, tenía su conexión con la varita de Voldemort.

La varita de Harry tampoco fue la única en traicionar ocasionalmente a su dueño. Ese es el problema con las varitas. Pueden ser tan impredecibles como sus dueños

La primera varita de Ron

Ollivander le dijo a Harry que los mejores resultados provienen de varitas que han elegido a su dueño. Si ese era el caso, entonces no era sorprendente que la primera varita de Ron lo traicionara de manera espectacular. Después de todo, fue propiedad de su hermano mayor Charlie.

La varita de Charlie salió especialmente mal para Ron después de que se partió por la mitad después de un accidente con el Sauce Boxeador. Arreglarla con cinta mágica no mejoró su rendimiento, y ya que le falló a lo largo del segundo año, la varita mágica de Ron no le mostró ninguna lealtad. El hechizo ‘comer babosas’ fue el peor: debería haber sido Malfoy vomitando baba, pero en cambio fue Ron quien eructaba babosas en la cabaña de Hagrid.

Quizás haya otra razón para la mala conducta de la primera varita de Ron. Estaba hecho de madera de fresno y, como el propio Ollivander registró:

La varita de fresno pertenece a su dueño original y no debería darse o regalarse a otra persona, puesto que perdería su poder y sus habilidades. Esta tendencia es extrema si el centro es de unicornio. “.

‘Maderas para varitas’ por J.K. Rowling

La varita de Charlie tenía un núcleo de unicornio. Entonces Ron nunca tuvo una oportunidad con eso, realmente.

La varita robada de Isolt Sayre

Cuando Isolt Sayre, fundadora de Ilvermorny, huyó de su desagradable tía Gormlaith en 1620, tomó la varita de Gormlaith, sin saber que originalmente había sido propiedad de Salazar Slytherin o que contenía un fragmento de cuerno de Basilisco.

La varita robada funcionó con la suficiente lealtad conforme Isolt comenzó su vida en Estados Unidos, pero cuando Gormlaith la rastreó hasta el Monte Greylock se volvió dramáticamente en contra de Isolt. La varita obedeció la orden de Gormlaith, dicha en Pársel, para ‘dormir’, y se negó a trabajar. Eso pudo haber sido porque, aunque Isolt tomó la varita de su tía, ella no la ganó, por lo que nunca se ganó su lealtad. Como dijo Ollivander:

“Leyes sutiles gobiernan la propiedad de la varita mágica, pero la varita conquistada generalmente cederá su voluntad a su nuevo amo”.

‘Maderas para Varitas’ por J.K. Rowling

La varita de Gormlaith funcionó bastante bien para Isolt cuando ella era la única descendiente de Slytherin a su alrededor, pero cuando fue llamada en su lengua ancestral, su lealtad cambió inmediatamente. Moraleja de la historia: nunca confíes en una varita robada.

Las varitas de Harry y Draco

Una varita conquistada, por otro lado, es decir, una varita adquirida directamente de su propietario, como lo hizo Harry con la de Draco en la Mansión Malfoy, era otra historia.

Harry tuvo mucho más éxito con la varita de Draco que con la varita de endrino que le había dado Ron, porque nunca ganó la lealtad de la varita de endrino. Los hechizos que Harry lanzó con esa varita eran más débiles. Se sentía ‘intrusivamente desconocido’. La de Draco, por otro lado, le mostró mucha lealtad a Harry una vez que la ganó: incluso ayudó a matar a Voldemort.

Las varitas de Hermione y Bellatrix

Ollivander describió la varita de Bellatrix Lestrange como “inflexible”, y cuando Hermione la usó durante el robo en Gringotts, le resultó difícil manipularla:

“Se siente tan mal, no funciona bien para mí…Es como un poco de ella”.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte

La teoría de Harry era que Hermione no dominaba la varita de Bellatrix porque no había ganado su lealtad, de la misma manera que falló con la varita de endrino. Y sin embargo, curiosamente, Hermione parecía no tener problemas para usar la varita de Bellatrix contra ella durante la Batalla de Hogwarts.

Los núcleos gemelos de las varitas de Harry y Voldemort

Harry se enteró de la relación de su varita mágica con la de Voldemort el día que la adquirió, pero dado que pasó a salvar su vida en varias ocasiones, nunca tuvo motivo de queja.

A Voldemort le tomó más tiempo aprender de la conexión, pero se dio cuenta de que, junto con el sacrificio de Lily, era por lo que no podía matar a Harry. La varita de Voldemort le falló varias veces: no mató a Harry cuando era un bebé, no mató a Harry cuando era adolescente, no protegió a Voldemort de los hechizos de rechazo que se brotaron de ella cuando Harry luchó contra él en el cementerio después de que el Torneo de los Tres Magos. Entonces Voldemort probó con otras varitas, sin darse cuenta de que el daño ya estaba hecho. Su varita no solo le había fallado, sino que lo había traicionado activamente, como Dumbledore le explicó a Harry:

“Creo que tu varita se empapó de parte del poder y las cualidades de la varita de Voldemort esa noche, que es lo mismo que decir que pasó a contener un poco del mismo Voldemort. Así que tu varita lo reconoció cuando te persiguió, reconoció al hombre que era a la vez familiar y enemigo mortal, y regurgitó parte de su propia magia contra él…”

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte

Y cuando pones esto junto con las observaciones de Ollivander sobre varitas conquistadas, Voldemort realmente parece haber estado ladrando al árbol equivocado con su obsesión por la Varita de Saúco.

- Afiliado -
Compartir
Proud Gryffindor con ascendencia Ravenclaw. Diseñador, ilustrador, cinéfilo y geek de corazón. Perfeccionista y detallista como buen Virgo.