Aunque su delgado cuerpo no lo sugiera, Harry Potter era casi un atleta. A pesar de años de probable desnutrición y solo durmiendo en una pequeña alacena debajo de las escaleras, Harry lo logró como Buscador en el equipo de Quidditch de Gryffindor en su primer año en Hogwarts, y luego, derrotó a Lord Voldemort, que probablemente sea un gran ejercicio en sí mismo.

Así que aquí hay una guía rápida para ponerse en forma como Harry Potter, el niño con las habilidades aeróbicas más inspiradoras.

Pesas

En lugar de el aburrido press de banco, intenta levantar objetos pesados con Harry como su inspiración: puedes levanar baúles engorrosos y jaulas para búhos. Y hubo ese momento en que tuvo que llevar a Dudley a casa después de un enfrentamiento con algunos Dementores. Sin mencionar llevar todas esas pesadas cargas de responsabilidad.

 

Saltar

Para alguien que no tiene un entrenador oficial y poco tiempo rodeado de colchonetas, Harry Potter pasó gran parte de su vida saltando, aunque principalmente por sorpresa. Para replicar esos impulsos de adrenalina, ¿por qué no le pides a un amigo que se pare detrás de ti y grite amenazas repentinas y mortales sobre monstruosas serpientes y arañas? Se puede construir masa muscular adicional haciendo que tu amigo haga una imitación convincente de Snape.

 

Bailar

El ejercicio no tiene que ser todo condenación y oscuridad. Súmate al equivalente muggle de un Baile de Navidad y convierte tu sesión de gimnasio en una fiesta. Es un entrenamiento de cuatro horas, pero puedes variar tu ritmo para que coincida con la forma en que todos los personajes de Harry Potter bailaron en el Baile de Navidad, incluyendo un número de apertura lento o un paso boble, un vals elegante o un baile enérgico que despejará la pista de baile en su totalidad.

 

Nadar

Un gran ejercicio de bajo impacto, la natación también ofrece una variedad de ubicaciones. Los magos, sin embargo, deben asegurarse de mantenerse alejados de las sirenas, los Grindylows y los calamares gigantes. Afortunadamente, no tendrás ese problema. Esperamos.

 

Volar

Si bien esto puede carecer de la facilidad de inicio de algunos otros entrenamientos, tomar incluso una escoba básica “Cometa” para un giro con una buena postura fortalecería enormemente el centro de un mago. Solo piensa en la escoba como un gigantesco caballo salvaje en el cielo. Y aunque las escobas no están tan fácilmente disponibles para nosotros los Muggles, al menos podemos tratar de emular el vuelo, con saltos extendidos, tal vez.

 

Lucha

Una opción de ejercicio de la vieja escuela, la lucha estilo Harry Potter en realidad ofrece algunos giros nuevos y fascinantes para el deporte. A diferencia de la mayoría de la gente, que preferiría luchar contra un humano de igual peso, Harry generalmente opta por trolls de montaña, enredaderas y, por supuesto, Basiliscos gigantes. Hermione prefiere el boxeo, como golpear a Draco Malfoy en la cara. Para ti, te recomendamos un saco de boxeo como alternativa más saludable.

Correr

Francamente, es increíble que Harry se convirtiera en un Auror y no en un atleta olímpico muggle ganador de varias medallas de oro. Para ser justos, no recomendaríamos el método que Harry usó para convertirse en un corredor tan bueno, que parecía huir de Dudley y sus amigos. Harry también acumuló muchos años de experiencia huyendo de otras varias cosas, como cuidadores malhumorados, un perro de tres cabezas de gran tamaño y un troll de montaña que apareció de repente en un baño.

Así que ahí lo tienes: algunos consejos para mantenerte en forma. No te olvides de mantenerte hidratado. Y la Cerveza de Mantequilla no cuenta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- Afiliado -
Compartir
Proud Gryffindor con ascendencia Ravenclaw. Diseñador, ilustrador, cinéfilo y geek de corazón. Perfeccionista y detallista como buen Virgo.