Cuando los Mortífagos de Voldemort llegan para ser testigos de su resurrección, les cuenta una historia de casi muerte y media vida de los años que pasó viviendo en animales, la posesión de Quirrell y su búsqueda de la Piedra Filosofal. Y todo esto, insinúa, es lo de menos. Casi todo lo que Voldemort ha hecho ha sido en búsqueda de un objetivo que cree que sólo él es capaz de lograr: la inmortalidad.

Pero Voldemort no es el primer personaje, de ficción o de otro tipo, que codicia la inmortalidad. Sólo debemos echar un vistazo a la ya tan antigua leyenda de la Piedra Filosofal y su Elixir de la vida para confirmar esto. Así que ¿De dónde viene este concepto de la vida eterna y cómo se ha arraigado tanto en la cultura? Aquí una guía útil…

¿Qué es la inmortalidad?

El diccionario define la inmortalidad como, literalmente, la habilidad de vivir por siempre, aunque hay otras interpretaciones figurativas, decir que alguien o algo ha alcanzado la inmortalidad también pude significar que son intemporales, o que su reputación es tan renombrada que nunca serán olvidados. Pero Voldemort desea la inmortalidad en el sentido literal de no morir nunca. Él sabe que no será olvidado tan fácil. Él quiere la vida eterna.

¿Dónde se originó?

El concepto de la vida eterna es tan antiguo como la vida (mortal) misma. Casi la mayor parte de las religiones del mundo, incluyendo el Budismo, Cristianismo, Hinduismo, Islam y Judaísmo, creen en la vida después de la muerte y, la “inmortalidad del hombre” (específicamente la inmortalidad del alma), fue un tema clave del filósofo de la Antigua Grecia Platón, pero hay historias de inmortalidad física (la búsqueda de permanecer con vida) mucho más antiguas.

 

La Inmortalidad en culturas antiguas

El poema Mesopotámico “La Epopeya de Gilgamesh” es considerado por muchos como la obra literaria más antigua que ha sobrevivido, y con más de 4000 años de antigüedad relata la travesía de su héroe para volverse físicamente inmortal. Mientras tanto, alrededor del año 200 A.C, el primer emperador de China, Qin She Huang, estaba tan obsesionado con alcanzar la inmortalidad que probablemente se suicidó accidentalmente al comer Mercurio, el cual se creía que tenía propiedades para prolongar la vida. Qué ironía.

En el siglo catorce se decía que el verdadero Nicolás Flamel (quien aparece en la Piedra Filosofal como el propietario de la piedra que prolongaba la vida tan codiciada por Voldemort) había usado el Elixir de la Piedra para vivir por siglos, mudándose con su esposa de su natal Francia a la India después de fingir sus propias muertes.

¿Es alcanzable la inmortalidad?

Así que, ¿Será realmente posible vivir por siempre? Pues depende. Incluso apegándose a la definición literal, existen diferentes significados. Algunos teóricos hablan de inmortalidad biológica (la ausencia de envejecimiento) como algo teóricamente alcanzable si los avances científicos continúan, pero esto no quiere decir que se sea invulnerable a resultar lastimado físicamente. En otras palabras, la inmortalidad biológica puede detenerte de enfermarte pero no te detendrá de ser arrollado por un autobús.

El motivo de esta creencia es debido a la existencia de una especie que posee inmortalidad biológica, la Turritopsis dohrnii, también conocida como la medusa inmortal. Estudios muestran que este pequeño organismo no sólo se rehusa a morir si no que realmente parece que que envejece en reversa, haciéndose joven hasta que, en su punto más alto de vida, comienza su ciclo vital nuevamente. Se le ha llamado la medusa Benjamin Button, por el cuento corto de F Scott Fitzgerald y la película de 2008 que cuentan la historia de un hombre que envejece a la inversa. Descubrir los secretos de la Medusa Inmortal podría abrir posibilidades ilimitadas para la humanidad.

La Inmortalidad en la ficción

Desde La Epopeya de Gilgamesh, la idea de un humano o criatura casi humana que fuera inmortal ha dominado la ficción. Los vampiros, un elemento clásico de la ficción desde principios del siglo XVIII, son difíciles de matar siendo inmunes a la muerte a menos que ocurra bajo ciertas circunstancias en específico digamos, una estaca en el corazón. Otras historias tratan la inmortalidad como un objeto como el retrato de Dorian Gray en El Retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde, y otras mantienen a sus personajes congelados en un sueño sin muerte, como La Bella Durmiente del cuento de hadas y la Bruja Blanca en Las Crónicas de Narnia de C.S. Lewis.

Derrotando a la muerte

De vuelta al mundo mágico, Voldemort difícilmente es el único que anhela la inmortalidad, a pesar de que los magos tienden a tener una vida más longeva que la de sus compañeros Muggles. Nicolás Flamel, por nombrar uno, tenía 665 años durante el primer año de Harry en Hogwarts. La diferencia es hasta donde Voldemort está dispuesto a llegar y la mera arrogancia que mostraría en su deseo de derrotar a la muerte.

El entendimiento de Voldemort es tosco, pero no todas las interpretaciones son tan oscuras o vampíricas. El antiguo concepto filosófico de la inmortalidad del alma trata de la idea de que una persona continúa viva en un sentido no físico, en una especie de otra vida o a través de las personas que lo amaron. Muy parecido a la protección dada a  Harry por su madre, una protección que Voldemort codicia pero nunca entenderá.

- Afiliado -
Compartir
Proud Gryffindor con ascendencia Ravenclaw. Diseñador, ilustrador, cinéfilo y geek de corazón. Perfeccionista y detallista como buen Virgo.