Chapter_014

Tres días nos separan del gran aniversario por los 20 años de la Saga Harry, recordando la primera publicación del libro Harry Potter y la Piedra Filosofal en Reino Unido, ocurrida el 26 de Junio de 1997. El día de hoy, estaremos analizando el decimocuarto capítulo, “Norberto, el ridgeback noruego”.

Sin embargo, Quirrell debía de ser más valiente de lo que habían pensado. En las semanas que siguieron se fue poniendo cada vez más delgado y pálido,pero no parecía que su voluntad hubiera cedido.

Cada vez que pasaban por el pasillo del tercer piso, Harry, Ron y Hermione apoyaban las orejas contra la puerta, para ver si Fluffy estaba gruñendo, allí dentro. Snape seguía con su habitual mal carácter, lo que seguramente significaba que la Piedra estaba a salvo. Cada vez que Harry se cruzaba con Quirrell, le dirigía una sonrisa para darle ánimo, y Ron les decía a todos que no se rieran del tartamudeo del profesor.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 12 «Norberto, el ridgeback noruego»

Harry, Ron y Hermione estaban preparando sus exámenes y haciendo tarea en la biblioteca una tarde primaveral en Hogwarts. Mientras que Harry buscaba “Dictamo” en mil hierbas mágicas y hongos, descubre que Hagrid estaba también en la biblioteca. Al preguntarle qué era lo que buscaba, el gigante les advirtió que sería mejor que no estén allí ellos buscando a Flamel.

Lo encontramos hace siglos” fue lo primero que respondió Harry. Alegándole que ya conocían que él era quien había descubierto la Piedra Filosofal. Hagrid, al ver que el trío quería tener más respuesta, los invita a tomar una taza de té esa tarde en su cabaña para charlar al respecto y así evitar que más gente se entere. Toma un libro del estante y se marcha.

Ron se levanta de su asiento y corre hacia el estante para ver qué clase de libro estaba buscando Hagrid, y se descubre al leer “Dragones”.

Cuando llamaron a la puerta de la cabaña del guardabosques, una hora más tarde, les sorprendió ver todas las cortinas cerradas. Hagrid preguntó «¿quién es?» antes de dejarlos entrar, y luego cerró rápidamente la puerta tras ellos.

En el interior; el calor era sofocante. Pese a que era un día cálido, en la chimenea ardía un buen fuego. Hagrid les preparó el té y les ofreció bocadillos de comadreja, que ellos no aceptaron.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 12 «Norberto, el ridgeback noruego»

Harry le preguntó a Hagrid si había más encantamientos protegiendo la piedra, a lo que él, de mala gana, les respondió que el resto de los profesores de Hogwarts también habían colaborado para proteger la piedra. El calor de la cabaña era tan sofocante hizo que miraran hacia la hoguera que estaba encendida, y en ella reposaba un huevo negro de dragón que estaba por salir. Harry quedo con Hagrid que le avisaría cuando el huevo esté por romper para estar todos en aquél momento, a lo que Hagrid asintió con buena gana.

Unos días después, Harry recibe una nota de Hedwig indicando que el huevo estaría pronto a romperse. Rápidamente fueron corriendo a la cabaña de Hagrid. Draco al notar la prisa y la carta que recibió Harry, decidió seguirlos.

De pronto se oyó un ruido y el huevo se abrió. La cría de dragón aleteó en la mesa. No era exactamente bonito. Harry pensó que parecía un paraguas negro arrugado. Sus alas  puntiagudas eran enormes, comparadas con su cuerpo flacucho. Tenía un hocico largo con anchas fosas nasales, las puntas de los cuernos ya le salían y tenía los ojos anaranjados y saltones.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 12 «Norberto, el ridgeback noruego»

No pudieron disfrutar mucho del dragón. Asomado en una de las ventanas de la cabaña, los ojos de Draco estaban deleitando ese momento en el que lo que veía podía usarlo para vengarse de Harry y de sus amigos. Ahora estaban en peligro.

Draco

Durante toda esa semana intentaron no hablar, cruzarse o siquiera darle motivos a Draco para hablar. Mientras, aprovechaban el tiempo para pensar un plan para esconder al Dragón y evitar que todo salga a la luz y genere un gran problema para todos. No pasó mucho tiempo hasta que Harry tuvo una gran idea: Avisarle a Charlie, el hermano de Ron que cuida dragones en Rumania, para que pase a buscar al dragón bebé y se lo lleve junto con otros dragones. A Hagrid no le quedaba otra salida, por lo que aceptó de mala gana.

Luego de haber ideado el plan, Ron quedó con su hermano en que él pasaría la medianoche del sábado a buscar al dragón por la torre de astronomía. Ron terminó esa semana en la enfermería, culpa de un mordisco que le dio Norberto mientras lo alimentaba, por lo que Harry y Hermione deberían hacer todo el trabajo el sábado.

Esa noche, con la capa de invisibilidad encima, Harry fue junto con Hermione (norberto en mano) a la torre de astronomía en busca de Charlie Weasley. Mientras caminaban, se encontraron con una profesora McGonagall enojada, castigando a Draco Malfoy por estar fuera de su dormitorio a altas horas de la noche. No podían estar más felices, se liberarían del Dragón, y ahora también de Draco.

Los amigos de Charlie eran muy simpáticos. Enseñaron a Harry y Hermione los arneses que habían preparado para poder suspender a Norberto entre ellos. Todos ayudaron a colocar a Norberto para que estuviera muy seguro, y luego Harry y Hermione estrecharon las manos de los amigos y les dieron las gracias.

Por fin. Norberto se iba… se iba… se había ido.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 12 «Norberto, el ridgeback noruego»

Pero el plan no terminó del todo bien, al bajar de la torre, dejaron la capa de invisibilidad arriba. Al pie de la escalera, Argus Filch parecía estar disfrutando que habían estudiantes fuera de la cama.

CHarly

- Afiliado -
Compartir
Potterhead desde hace 18 años – y sumando. No soy bueno para escribir descripciones de mi mismo.