Chapter_010

A  8 días de celebrar el 20 aniversario de Harry Potter y la Piedra Filosofal, nos adentraremos en el capítulo que convirtió en mejores amigos a nuestro trío de oro. ¿Nos acompañas?

Malfoy no podía creer lo que veían sus ojos, cuando vio que Harry y Ron todavía estaban en Hogwarts al día siguiente, con aspecto cansado pero muy alegres. En realidad, por la mañana Harry y Ron pensaron que el encuentro con el perro de tres cabezas había sido una excelente aventura, y ya estaban preparados para tener otra. Mientras tanto, Harry le habló a Ron del paquete que había sido llevado de Gringotts a Hogwarts, y pasaron largo rato preguntándose qué podía ser aquello para necesitar una protección así.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 10 «Halloween»

El incidente del perro de tres cabezas causó conmoción en todos: Harry no paraba de hacerse preguntas, Ron hablaba del tema siempre que podía, Hermione intentaba hallar una explicación sobre qué escondía esa trampilla y Neville simplemente evitaba hablar del tema con cualquiera.

El gran comedor estaba lleno de estudiantes ese día y Harry se emocionó al ver que algo tenían las lechuzas para él. Tomó la nota que traia el gran paquete y leyó:

NO ABRAS EL PAQUETE EN LA MESA. Contiene tu nueva Nimbus 2.000, pero no quiero que todos sepan que te han comprado una escoba, porque también querrán una. Oliver Wood te esperará esta noche en el campo de quidditch a las siete, para tu primera sesión de entrenamiento.

Profesora McGonagall

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 10 «Halloween»

Nimbus

Se habia hecho de noche y Harry fue al encuentro con Wood. Allí, aprendió las reglas básicas de Quidditch y conoce que es una Quaffle, una Bludger y una Snitch, pelota súper importante para un Buscador.

En la mañana de Halloween se despertaron con el delicioso aroma de calabaza asada flotando por todos los pasillos. Pero lo mejor fue que el profesor Flitwick anunció en su clase de Encantamientos que pensaba que ya estaban listos para empezar a hacer volar objetos, algo que todos se morían por hacer; desde que vieron cómo hacía volar el sapo de Neville. El profesor Flitwick puso a la clase por parejas para que practicaran. La pareja de Harry era Seamus Finnigan (lo que fue un alivio, porque Neville había tratado de llamar su atención). Ron, sin embargo, tuvo que trabajar con Hermione Granger. Era difícil decir quién estaba más enfadado de los dos. La muchacha no les hablaba desde el día en que Harry recibió su escoba.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 10 «Halloween»

La clase de encantamientos fue mala tanto para Ron como para Hermione.

— ¡Wingardium leviosa! — gritó [Ron], agitando sus largos brazos como un molino.

— Lo estás diciendo mal. — Harry oyó que Hermione lo reñía —. Es Wingar-dium levi-o-sa, pronuncia gar más claro y más largo.

— Dilo, tú, entonces, si eres tan inteligente — dijo Ron con rabia.

Hermione se arremangó las mangas de su túnica, agitó la varita y dijo las palabras mágicas. La pluma se elevó del pupitre y llegó hasta más de un metro por encima de sus cabezas.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 10 «Halloween»

Ron había sido humillado por una chica. Y no era cualquiera, era ESA chica. Rápidamente, al terminar la clase le hizo a Harry el peor comentario que podría hacer: “No es raro que nadie la aguante. Es una pesadilla, te lo digo en serio”. Hermione da un fuerte golpe a Ron y sale llorando con pasos acelerados.

Hermione no apareció en la clase siguiente y no la vieron en toda la tarde. Aquella noche se celebraba la gala de Halloween, y toda la comida era temática. Era una verdadera festividad para los magos y brujas. Tampoco Hermione estuvo allí, aunque Harry escuchó a Lavender decir que ella estuvo llorando en el baño de niñas todo el día. A Ron pareció no importarle mucho y siguió corriendo.

En medio de la cena, las puertas del gran comedor se abrieron de par en par, y un profesor entró gritando a pasos acelerados por entre medio de las mesas. Era el profesor Quirrell.

— Un trol… en las mazmorras… Pensé que debía saberlo.

Y se desplomó en el suelo.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 10 «Halloween»

Los estudiantes salieron despedidos de sus asientos, y los prefectos comenzaron a llevarlos a sus salas comunes para que estuvieran a salvo. Inmediatamente Harry separa a Ron de las filas.

— ¡Acabo de acordarme… Hermione!

— ¿Qué pasa con ella?

— No sabe nada del trol.

Ron se mordió el labio.

— Oh, bueno — dijo enfadado —. Pero que Percy no nos vea.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 10 «Halloween»

Los chicos corrieron lo más que pudieron al baño de niñas, pero pararon en el camino al ver algo que les llamó la atención: Snape estaba yendo al tercer piso. Lamentablemente, el tiempo estaba en su contra y, a pesar de haberles gustado quedarse más tiempo espiando al profesor, debieron seguir su camino. Pero pararon otra vez y no les gustó nada lo que vieron: El trol había dejado de estar en las mazmorras, ahora estaba destrozando el baño de niñas. El mismo donde estaba Hermione.

Ingresaron. Todo era un completo desastre. Hermione estaba hecha un bollo en el suelo. Escapaba y hacía movimientos bruscos para evitar ser golpeada por el trol. Rápidamente gritaron a Hermione que se vaya de donde estaba.

El trol se detuvo a pocos pasos de Hermione. Se balanceó, parpadeando con aire estúpido, para ver quién había hecho aquel ruido. Sus ojitos malignos detectaron a Harry. Vaciló y luego se abalanzó sobre él, levantando su bastón.

— ¡Eh, cerebro de guisante! — gritó Ron desde el otro extremo, tirándole una cañería de metal. El ser deforme no pareció notar que la cañería lo golpeaba en la espalda, pero sí oyó el aullido y se detuvo otra vez, volviendo su horrible hocico hacia Ron y dando tiempo a Harry para correr.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 10 «Halloween»

En aquel momento, se dieron cuenta que no iba a ser posible salir corriendo del trol.

Hermione estaba tirada en el suelo, aterrorizada. Ron empuñó su propia varita, sin saber qué iba a hacer; y se oyó gritar el primer hechizo que se le ocurrió:

—¡Wingardium leviosa!

El bastón salió volando de las manos del trol, se elevó, muy arriba, y luego dio la vuelta y se dejó caer con fuerza sobre la cabeza de su dueño. El trol se balanceó y cayó boca abajo con un ruido que hizo temblar la habitación.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 10 «Halloween»

Estudiantes inexpertos de primer año habían vencido a un trol de la montaña. No lo podían creer.

La profesora McGonagall llegó con el profesor Snape y el profesor Quirrell unos segundos después y se impresionaron por el desastre, pero se alegraron de encontrar a Harry, Ron y Hermione con vida. Los bendijo con 10 puntos para Gryffindor y los mandó a su sala común, en donde la fiesta de Halloween se seguía celebrando.

La sala común estaba llena de gente y ruidos. Todos comían lo que les habían subido. Hermione, sin embargo, estaba sola, cerca de la puerta, esperándolos. Se produjo una pausa muy incómoda. Luego, sin mirarse, todos dieron: «Gracias» y corrieron a buscar platos para comer.

Pero desde aquel momento Hermione Granger se convirtió en su amiga. Hay algunas cosas que no se pueden compartir sin terminar unidos, y derrumbar un trol de tres metros y medio es una de esas cosas.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 10 «Halloween»

Trol

- Afiliado -
Compartir
Potterhead desde hace 18 años – y sumando. No soy bueno para escribir descripciones de mi mismo.