Chapter_007

Cada vez falta menos para el vigésimo aniversario de la publicación de “Harry Potter y la Piedra Filosofal”, el próximo 26 de Junio, y para celebrarlo, continuamos con nuestro especial dedicado al capítulo diario del libro, donde resumimos todo lo que pasa en el capítulo y les pedimos que respondan una pregunta relacionada con el mismo. El día de hoy, nos toca el momento en el que Harry es seleccionado a la casa Gryffindor, además de que conocemos muchos personajes nuevos como Dumbledore, McGonagall, Snape, entre otros. ¿Empezamos?

— Bienvenidos a Hogwarts — dijo la profesora McGonagall —. El banquete de comienzo de año se celebrará dentro de poco, pero antes de que ocupen sus lugares en el Gran Comedor deberéis ser seleccionados para una de las casas. La Selección es una ceremonia muy importante porque, mientras estén aquí, su casa será como su familia en Hogwarts. Tendrán clases con el resto de la casa que les toque, dormirán en los dormitorios de su casa y pasarán el tiempo libre en la sala común de la casa.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 7 «El Sombrero Seleccionador»

Luego de que la profesora McGonagall introdujera a todos los nuevos estudiantes de primer año a cómo es la vida en Hogwarts, se marcha hacia el Gran Comedor para terminar de arreglar los asuntos de la selección. Es en ese momento donde conocemos al Fraile Gordo, el fantasma de la casa Hufflepuff, quien es el primero de los fantasmas en saludar y dar sus bendiciones a la nueva camada de estudiantes, deseando que los mejores de ellos terminen en dicha casa.

McGonagall volvió luego, y les indicó a todos que la sigan hasta la parte principal del salón, en donde había un taburete con un sombrero marrón con parches y costuras sobre él. En el techo, todos podían ver un falso cielo nocturno con miles de velas flotando e iluminando el lugar. Se sentía una atmósfera totalmente mágica. Repentinamente el sombrero que estaba descansando en el taburete toma vida, y recita una canción a todos los de primer año, para comenzar con la tradicional Ceremonia de Selección.

La profesora empezó a nombrar uno a uno a todos los nuevos, hasta que llegó el turno de Harry. Debía ponerse el sombrero y éste le gritaría la casa a la que debería ir. Harry fue con temor al frente y se puso el sombrero.

— Difícil. Muy difícil. Lleno de valor, lo veo. Tampoco la mente es mala. Hay talento, oh vaya, sí, y una buena disposición para probarse a sí mismo, esto es muy interesante… Entonces,¿dónde te pondré?

Harry se aferró a los bordes del taburete y pensó: «En Slytherin no, en Slytherin no».

— En Slytherin no, ¿eh? — dijo la vocecita —. ¿Estás seguro? Podrías ser muy grande, sabes, lo tienes todo en tu cabeza y Slytherin te ayudaría en el camino hacia la grandeza. No hay dudas, ¿verdad? Bueno, si estás seguro, mejor que seas ¡GRYFFINDOR!

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 7 «El Sombrero Seleccionador»

Sorting_2

La mesa de Gryffindor estalló en aplausos, y Harry fue a sentarse a la mesa de la casa, junto con Ron, quien también había terminado allí junto con el chico del sapo y la niña que conocieron en el expreso de Hogwarts.

Luego de la selección, llegó el momento de las palabras del Director, Albus Dumbledore: «¡Papanatas! ¡Llorones! ¡Baratijas! ¡Pellizco! … ¡Muchas gracias!». No fue un discurso usal ¿o si?. El director luego dio el comunicado a los estudiantes de que el pasillo del tercer piso, lado derecho, estaba fuera de todos los estudiantes que no quisieran sufrir una muerte dolorosa. ¡Interesante forma de empezar el año!

Con unos movimientos, Dumbledore hizo aparecer montones de comida en todas las mesas de las casas y comenzaron a cenar. En el transcurso de la cena, Harry conoce a Nick Casi Decapitado, el fantasma de la casa Gryffindor, conoce más sobre la vida que Neville lleva con su abuela y además habla con Percy – el hermano de Ron que es Prefecto en Gryffindor — conoce más sobre el profesor Quirrell y otro profesor, Severus Snape.

Quirrell

Cuando finalizaron el banquete, Dumbledore volvió a ponerse de pie, y todos los estudiantes comenzaron a cantar el himno del colegio. Algo raro, por cierto.

Hogwarts, Hogwarts, Hogwarts,

enséñanos algo, por favor.

Aunque seamos viejos y calvos

o jóvenes con rodillas sucias,

nuestras mentes pueden ser llenadas

con algunas materias interesantes.

Porque ahora están vacías y llenas de aire,

pulgas muertas y un poco de pelusa.

Así que enséñanos cosas que valga la pena saber,

haz que recordemos lo que olvidamos,

hazlo lo mejor que puedas, nosotros haremos el resto,

y aprenderemos hasta que nuestros cerebros se consuman.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 7 «El Sombrero Seleccionador»

Terminado el himno, los prefectos se dispusieron a llevar a los estudiantes a sus dormitorios, no sin antes advertirles a todos de Peeves, el maldito poltergeist que azota los pasillos de Hogwarts aterrando a los estudiantes — sobre todo a los de primer año.

El pobre de Neville terminó sufriendo los ataques del loco de Peeves, quien fue amenazados por Percy con que iba a tener un encuentro con el Barón Sanguinario, el fantasma de la casa Slytherin, si no paraba de hacer bromas con los nuevos.

Al llegar a la entrada de la sala común de Gryffindor, los estudiantes se encontraron con el cuadro de una dama gorda vestida con un largo vestido color rosa, que les pedía el santo y seña para poder abrirse y permitirles el paso a los dormitorios. El santo y seña de ese año era “Caput Draconis”. Los estudiantes de Gryffindor ingresaron y se fueron a sus camas. Al otro día, tocaba la primera clase de Transformaciones y de Pociones.

Tal vez Harry había comido demasiado, porque tuvo un sueño muy extraño. Tenía puesto el turbante del profesor Quirrell, que le hablaba y le decía que debía pasarse a Slytherin de inmediato, porque ése era su destino.

Harry contestó al turbante que no quería estar en Slytherin y el turbante se volvió cada vez más pesado. Harry intentó quitárselo, pero le apretaba dolorosamente, y entonces apareció Malfoy, que se burló de él mientras luchaba para quitarse el turbante. Luego Malfoy se convirtió en el profesor de nariz ganchuda, Snape, cuya risa se volvía cada vez más fuerte y fría… Se produjo un estallido de luz verde y Harry se despertó, temblando y empapado en sudor.

Se dio la vuelta y se volvió a dormir. Al día siguiente, cuando se despertó, no recordaba nada de aquel sueño.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 7 «El Sombrero Seleccionador»

Y tú… ¿Recuerdas en qué casa querías estar la primera vez que leíste el libro? ¡Cuéntanos en los comentarios!

- Afiliado -
Compartir
Potterhead desde hace 18 años – y sumando. No soy bueno para escribir descripciones de mi mismo.