Chapter2

Dieciséis días nos separan ahora del 20 aniversario de Harry Potter y la Piedra Filosofal y lo continuamos celebrando con un breve análisis del segundo capítulo del libro, “El vidrio que se desvaneció”.

Habían pasado aproximadamente diez años desde el día en que los Dursley se despertaron y encontraron a su sobrino en la puerta de entrada, pero Privet Drive no había cambiado en absoluto. El sol se elevaba en los mismos jardincitos, iluminaba el número 4 de latón sobre la puerta de los Dursley y avanzaba en su salón, que era casi exactamente el mismo que aquél donde el señor Dursley había oído las ominosas noticias sobre las lechuzas, una noche de hacía diez años. Sólo las fotos de la repisa de la chimenea eran testimonio del tiempo que había pasado.[…] Dudley Dursley ya no era un niño pequeño, y en aquel momento las fotos mostraban a un chico grande y rubio montando su primera bicicleta, en un tiovivo en la feria, jugando con su padre en el ordenador, besado y abrazado por su madre… La habitación no ofrecía señales de que allí viviera otro niño.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 2 «El vidrio que se desvaneció»

El segundo capítulo del libro nos traslada 10 años después de aquél día en el que Harry fue dejado en el número 4 de Privet Drive en casa de sus tíos. Durante la primera parte de este capítulo, descubrimos la vida que ha tenido que llevar Harry con sus tíos.

Dudley_Icecream

Él no era aceptado por ellos para nada. Era discriminado y esclavizado por su única familia viva, nunca recibía nada nuevo (toda su ropa era 3 tallas más grande porque pertenecieron a su primo Dudley). Siempre sintió que sus tíos sólo lo tenían ahí por obligación, y no porque realmente lo quisieran. Lo único que sabía él de sus padres era que habían muerto en un “accidente de coche”. Y nada más. Los Dursley, por alguna extraña razón para Harry, siempre evitaban hablar de ese tema o de cualquier otro que podría acabar haciendo que lleguen a ese punto.

«No hagas preguntas»: ésa era la primera regla que se debía observar si se quería vivir una vida tranquila con los Dursley.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 2 «El vidrio que se desvaneció»

Luego de conocer más sobre la vida de Harry nos enteramos que es el cumpleaños de su mimado y sobreprotegido primo Dudley, el hijo de Vernon y Petunia. Como regalo de cumpleaños, los Dursley deciden hacer una excursión al zoológico de Londres, junto con los pocos amigos que Dudley tenía (porque ellos le tenían miedo, no por ser verdaderos amigos).

El capítulo sigue adelante y nos muestra el primer momento en el que Harry supo que tal vez no era como el resto de las personas, y, sin que lo hayamos notado, nos adelante un dato que no conoceremos sino hasta el segundo libro: Harry habla pársel.

Harry_Snake

Al ir de visita a la casa de reptiles, Harry se lamenta del estado de una pobre boa constrictor de Brasil criada en cautiverio y, aunque no lo podía creer en su momento, estaba hablando con ella (o eso parecía). Al notar que la serpiente estaba haciendo algo inusual, Dudley empuja a Harry y lo golpea en las costillas para tomar su lugar frente a la serpiente. Harry, enfadado, mira con odio a Dudley y… ¡Zas! El vidrio que estaba frente a Dudley y protegía a la serpiente se esfuma, permitiendo que la serpiente escape a su libertad y Dudley caiga dentro de la jaula del animal.

Snake_Zoo

La serpiente agradece a Harry y se marcha, y el vidrio mágicamente vuelve a aparecer y Dudley queda encerrado.

Había vivido con los Dursley casi diez años, diez años desgraciados, hasta donde podía acordarse, desde que era un niño pequeño y sus padres habían muerto en un accidente de coche. No podía recordar haber estado en el coche cuando sus padres murieron. Algunas veces, cuando forzaba su memoria durante las largas horas en su alacena, tenía una extraña visión, un relámpago cegador de luz verde y un dolor como el de una quemadura en su frente. Aquello debía de ser el choque, suponía, aunque no podía imaginar de dónde procedía la luz verde. Y no podía recordar nada de sus padres. Sus tíos nunca hablaban de ellos y, por supuesto, tenía prohibido hacer preguntas. Tampoco había fotos de ellos en la casa.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap 2 «El vidrio que se desvaneció»

Al finalizar el capítulo, Dudley vuelve a casa y tío Vernon castiga a Harry “por lo que sea que haya hecho”.

Y para tí ¿Qué significó este capítulo?

- Afiliado -
Compartir
Potterhead desde hace 18 años – y sumando. No soy bueno para escribir descripciones de mi mismo.