Veintidós días nos separan de la celebración mundial del décimo segundo aniversario de Harry Potter y la Piedra Filosofal, para ello, continuaremos con nuestro especial de personajes de la saga. Hoy le toca al mejor amigo de Harry en Hogwarts: Ron Weasley.

Ron_2

Nacido el 1 de marzo de 1980, es el sexto de siete hijos, y el varón más joven del matrimonio formado por Arthur y Molly Weasley. Ron creció en el hogar de su familia, La Madriguera, cerca de la villa de Ottery St. Catchpole en Devon.

Es pelirrojo al igual que todos en su familia, alto y delgado para su edad, tiene la cara cubierta de pecas, los ojos azules y la nariz larga. Debido a que ha vivido con magos desde que nació, él es quien le enseña a Harry muchas cosas cotidianas para los magos a lo largo de la historia.

Conocemos al personaje de Ron Weasley en el sexto capítulo del libro, cuando debía ingresar al andén 9¾  junto con el resto de su familia.

— Discúlpeme — dijo Harry a la mujer regordeta.

— Hola, querido — dijo —. Primer año en Hogwarts, ¿no? Ron también es nuevo.

Señaló al último y menor de sus hijos varones. Era alto, flacucho y pecoso, con manos y pies grandes y una larga nariz.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap. 6 «El viaje a través del andén nueve y tres cuartos»

Ronnie

Cuando Ron conoce a Harry, estos se hacen amigos de inmediato y deciden viajar juntos en el tren hacia el castillo de Hogwarts. Ron es seleccionado poco después de que Harry haya sido seleccionado para Gryffindor, casa en la que él también termina, manteniendo la tradición familiar Weasley.

Y ya quedaban solamente tres alumnos para seleccionar. A Turpin, Lisa, le tocó Ravenclaw, y después le llegó el turno a Ron. Tenía una palidez verdosa y Harry cruzó los dedos debajo de la mesa. Un segundo más tarde, el sombrero gritó: ¡GRYFFINDOR!

Harry aplaudió con fuerza, junto con los demás, mientras que Ron se desplomaba en la silla más próxima.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap. 7 «El sombrero seleccionador»

Ron no es precisamente el mejor estudiante de su clase, y tampoco se preocupa por sobresalir del resto, debido a que al ser el menor hijo varón de una familia numerosa, desde siempre se acostumbró a recibir toda la ropa y elementos de sus hermanos más grandes.

Como ha demostrado a lo largo de la historia, es un gran conocedor del Quidditch y tiene un talento innato para las partidas de ajedrez mágico. Pero si algo debemos rescatar por sobre todas las cosas de Ron Weasley, es la lealtad y proteccionismo que muestra de sus amigos y de quién es él en realidad (aunque debemos recordar que al principio le incomodaba el hecho de que alguien supiera que proviene de una familia humilde).

A la hora de realizar hechizos, Ron es un completo torpe, pero que al final del día puede sorprendernos con la enorme habilidad y destreza que muestra cuando sus amigos se ven en peligro.

Hermione estaba tirada en el suelo, aterrorizada. Ron empuñó su propia varita, sin saber qué iba a hacer; y se oyó gritar el primer hechizo que se le ocurrió:

—¡Wingardium leviosa!

El mazo salió volando de las manos del trol, se elevó, muy arriba, y luego dio la vuelta y se dejó caer con fuerza sobre la cabeza de su dueño. El trol se balanceó y cayó boca abajo con un ruido que hizo temblar la habitación. Harry se puso de pie. Le faltaba el aire. Ron estaba allí, con la varita todavía levantada, contemplando su obra.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap. 10 «Halloween»

El episodio del trol logró unir lazos entre Ron, Harry y Hermione. Y los volvió amigos para siempre.

Weasleys

Cuando deben ir al tercer piso, Ron toma la iniciativa de afrontar las consecuencias que esto puede provocar en sus vidas y, a pesar de sufrir las pruebas de Fluffy y del lazo del diablo, demuestra su verdadera destreza como mago en la prueba de las llaves voladoras y, sobre todo, demuestra tener un frío ingenio en la prueba de ajedrez mágico gigante, en la cual se sacrifica por sus amigos y para que Harry y Hermione puedan continuar con las siguientes pruebas.

Se movió hacia delante y la reina blanca saltó. Golpeó a Ron con fuerza en la cabeza con su brazo de piedra y el chico se derrumbó en el suelo. Hermione gritó, pero se quedó en su casillero. La reina blanca arrastró a Ron a un lado. Parecía desmayado.

Muy conmovido, Harry se movió tres casilleros a la izquierda. El rey blanco se quitó la corona y la arrojó a los pies de Harry. Habían ganado. Las piezas saludaron y se fueron, dejando libre la puerta. Con una última mirada de desesperación hacia Ron, Harry y Hermione corrieron hacia la salida y subieron 197 por el siguiente pasadizo.

Harry Potter y la Piedra Filosofal, Cap. 16 «A través de la trampilla»

Puede resultar una obviedad, pero sin la ayuda y el sacrificio de Ron, Harry jamás hubiese podido llegar a la cámara donde se escondía la Piedra Filosofal y el destino del mundo mágico hoy sería otro. Es por esto que debemos alzar nuestros vasos de cerveza de mantequilla hoy para celebrar a Ron Weasley, el mejor amigo que un Potter pudiera desear.

¡A Weasley vamos a coronar!

- Afiliado -
Compartir
Potterhead desde hace 18 años – y sumando. No soy bueno para escribir descripciones de mi mismo.