Rowling dio a conocer un detalle muy importante sobre el mago más tenebroso antes que Voldemort, pues una fan le preguntó que si Queenie no se hubiera dado cuenta del cambio de los pensamientos de Graves, a pesar de que Grindelwald se viera igual que Graves.

giphy

El tuit sugiere que Queenie, a pesar de ser muy hábil con la legeremancia – pues se le daba de manera natural – nunca fue capaz de leerle la mente a Graves, ni siquiera por accidente, y por lo tanto ella no fue capaz de “conectar los puntos” y deducir que en realidad Grindelwald se había hecho pasar por este Auror.

Así, ante el cuestionamiento, Rowling confirmó uno de los talentos de Grindelwald: la Oclumancia.

La Oclumancia es una disciplina practicada por los magos del mundo mágico de Harry Potter que consiste en el arte de proteger los propios pensamientos de aquellos magos que practican la Legeremancia, que es la habilidad de leer los pensamientos de otra persona. Así, con la revelación de que Grindelwald tenía este talento, se explica el por qué Queenie jamás hubiese sido capaz de leer los pensamientos de este mago tenebroso cuando se hacía pasar por Percival Graves.

81cebf30-8e6e-0134-1913-060e3e89e053

Habiendo dicho esto, también es importante señalar que Graves se desempeñaba como Jefe del Departamento de Aplicación de la Ley Mágica antes de su secuestro, y para haber ganado tal prestigio en MACUSA, este mago debió ser muy habilidoso tanto con la legeremancia como con la oclumancia, pues estas artes mágicas formaban parte de las herramientas que de seguro este usaba en su día a día. De esta manera, uno pudiera asumir que a Queenie no se le hubiera hecho raro que ella no fuese capaz de leerle la mente a Graves, pues seguro ella pensaría que este estaba realizando su labor.

Volviendo a Grindelwald, recordemos que se ha sospechado que este mago practicaba la Oclumancia, pues en el libro de Las Reliquias de la Muerte, Voldemort, uno de los más poderosos legerementes de la historia, no fue capaz de leerle la mente a Grindelwald, y tuvo que recurrir a preguntarle verbalmente a éste sobre la información que buscaba sobre la varita de saúco. Ahora Gracias a Rowling conocemos la verdad.

dumbledore-grindelwald

Cabe destacar que tras conocer esta habilidad de Gellert, se puede apreciar que existe un paralelismo muy interesante entre Grindelwald y Dumbledore: Gellert era hábil con la oclumancia mientras que Albus lo era con la legeremancia. De esta manera, estas habilidades nos dicen mucho sobre los personajes, pues por un lado, Dumbledore al practicar la legeremancia es analítico, un buscador de la verdad, al mismo tiempo que busca las Reliquias. Además, se puede decir que Albus siempre profundiza en las cosas, pues aquellos que practican la legeremancia, analizan los recuerdos de una persona y profundizan en su ser interior para buscar la verdad.

Por otra parte, se puede decir que Grindelwald al practicar la oclumancia es un personaje cerrado, un individuo secreto, fuerte y obstinado que bloquea cualquier cosa que busque destruir el “bien mayor” que tanto busca. Esta definición del personaje encaja adecuadamente con la oclumancia, pues esta se practica para que uno pueda bloquear a la personas que quieran entrar en la mente del otro.

Así, entre Dumbledore y Grindelwald se puede apreciar un simbolismo perfecto con la legeremancia y la oclumancia, pues en esencia sus habilidades mágicas representan un choque de ideales (encontrar u ocultar la verdad) que seguramente despertará una magnífica tensión en las próximas secuelas.

- Afiliado -
Compartir
Entusiasta del Quidditch como deporte. En 2012 "volé" a Orlando a competir con mi equipo en la VI copa mundial de la IQA. Escribo guiones de cine de vez en cuando.