Según Dobby, algunas personas lo conocían como el “cuarto que viene y va”, o el “lugar donde todo está oculto”.

nevillelongbottom_wb_f5_nevillelongbottomandharrypotter_still_080615_land

No pasó mucho tiempo antes de que llegáramos a conocer el lugar más misterioso de Hogwarts como “la Sala de los Menesteres”. Aquí te presentamos todo lo que aprendimos de esta cámara secreta de Hogwarts.

Estamos bastante seguros de que Albus Dumbledore lo usó.

Durante el Torneo de los Tres Magos, Dumbledore mencionó que una vez se encontró con un enorme cuarto lleno de inodoros de todos los tamaños y formas imaginables cuando este tenía una gran necesidad de ir al baño. En la Orden del Fénix, esta observación del director es recordada por Harry cuando Dobby le explica a este sobre la Sala de los Menesteres, por primera vez. Por ello, se puede decir que Dumbledore tropezó accidentalmente con una de las partes más emocionantes del castillo de Hogwarts.

Después de todo, la habitación sólo aparece cuando una persona tiene una necesidad real de ella, y siempre viene equipado para el propósito del buscador. Cualquier propósito…

Fue Dobby quién primero nos enseñó sobre la habitación.

Harry supo por primera vez de la “habitación más asombrosa” gracias Dobby, debido a que este la había utilizado cuando su amiga Winky estaba muy borracha y necesitaba un lugar para recuperarse (la habitación proporcionaba antídotos para la cerveza de mantequilla y una cama de tamaño elfo). Este conocimiento resulta invaluable para nuestro héroe cuando lo usa el ejército de Dumbledore en una época en la que el colegio era fuertemente vigilado por la profesora Umbridge.

Harry tuvo su primer beso allí.

¿Quién podría olvidar cuando Harry disfruto de un beso lleno de lágrimas con Cho Chang después de la reunión del Ejercito de Dumbledore? Y bueno… Si hay algo que un adolescente necesita, es un poco de cariño por parte de su crush.

wb_f5_harry_cho_snog_hp5-tl-0757r

La Sala de los Menesteres tiene sus reglas.

La belleza de la Sala de los Menesteres es que esta se ajusta a los requerimientos de quien la usa. Además, ni siquiera el mapa del merodeador puede decirte quién se encuentra dentro. Sin embargo, la sala es muy específica en cómo responde a la exigencia.

Puedes entrar en la versión de otras personas que han usado la habitación.

Debido a que la Sala de los Menesteres puede convertirse en casi cualquier cosa, se podría suponer que la sala es siempre diferente para cada usuario. Por supuesto, a veces las personas necesitan lo mismo.

Por ejemplo, Harry, Draco, e incluso Lord Voldemort, alguna vez usaron la Sala de los Menesteres para ocultar algo. Aún más sorprendentemente, Harry alguna vez ocultó algo muy cerca de donde Voldemort alguna vez escondió un artefacto, lo que nos lleva a nuestro siguiente punto…

Harry encontró un Horcrux allí sin darse cuenta.

Tom Riddle creyó arrogantemente que era la única persona que había descubierto la habitación, y decidió que era un excelente lugar para guardar el Horcrux que hizo con la diadema perdida de Rowena Ravenclaw. Por extraño que parezca, Harry se encontró con esta diadema un año antes de que supiera que era un Horcrux, mientras escondía su copia de “Elaboración de Pociones Avanzadas” en el libro de “El Príncipe Mestizo”. Fue durante la batalla de Hogwarts, cuando finalmente Harry se dio cuenta con lo que se había encontrado.

Oía el ruido de su propia respiración hasta que de pronto tuvo la sensación de que hasta el alma le temblaba. Ahí estaba, justo delante de él: el viejo y estropeado armario donde había escondido su antiguo libro de pociones; y encima del mueble, el mago de piedra, gastada con una peluca vieja y polvorienta y una antigua diadema descolorida.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte.

harrypotter_pm_b6c24m1_harrylookingfordiademinroomofrequirement_momentLa sala jugó un vital papel en la tarea que Lord Voldemort le encargó a Draco.

Draco pasó la mayor parte de su sexto año en la sala como parte de un plan elaborado de Voldemort para asesinar a Dumbledore, como todos sabemos.

Usando el gabinete desaparecido, que languidecía allí por algunos años antes de que Malfoy lo descubriera, Draco creó un pasaje entre este gabinete y su gemelo, que estaba ubicado en Borgin y Burkes para dar a los mortífagos acceso sin restricciones a Hogwarts y así pudieran asesinar al director de Hogwarts.

Pero también contribuyó a vencer a Voldemort.

No fue sino hasta que Neville Longbottom lo necesitó, que la Sala de los Menesteres realmente destacó, pues con Hogwarts bajo el control de los mortífagos y Neville liderando a los estudiantes que se oponían a los Carrows, la sala se convirtió en un lugar seguro para la resistencia, proveyendo lugares para dormir y el acceso a un túnel de Hogwarts que podría ser usado para adquirir comida. Así, en última instancia, la sala permitió a Harry, el Ejército de Dumbledore y los miembros de la Orden del Fénix entrar en la escuela para luchar contra Voldemort.

wb_f5_dumbledores_army_hp5d-2921

La sala puede que ya no exista.

Cuando Harry recupera la diadema, la sala es invadida por el encantamiento del Fuego Maldito, conjurado por el amigo de Malfoy, Vincent Crabbe. Las llamas mataron a Crabbe, pero Ron sospecha que el Fuego Maldito era tan poderoso, que podría haber dañado para siempre la sala que siempre estuvo ahí para aquel mago que más la necesitara.

¿Dónde está Ginny? – dijo bruscamente. ‘Ella estuvo aquí. Se suponía que iba a regresar a la Sala de los Menesteres. – ¿En serio crees que seguirá funcionando después de ese incendio? -preguntó Ron.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte

Fuente: Pottermore

- Afiliado -
Compartir
Entusiasta del Quidditch como deporte. En 2012 "volé" a Orlando a competir con mi equipo en la VI copa mundial de la IQA. Escribo guiones de cine de vez en cuando.