Libros > J.K. Rowling

Nombre completo: Joanne Kathleen Rowling.
Cumpleaños: 31 de Julio (el mismo día que Harry Potter).

Libros publicados:

Harry Potter y la Piedra Filosofal.
Harry Potter y la Cámara de los Secretos.
Harry Potter y el Prisionero de Azkaban.
Harry Potter y el Cáliz de Fuego.
Harry Potter y la Orden del Fénix.
Harry Potter y el Misterio del Príncipe.
Harry Potter y las Reliquias de la Muerte.
Quidditch a través de los tiempos.
Animales fantásticos y dónde encontrarlos.
Los cuentos de Beedle el Bardo.
Una vacante imprevista.

Libros publicados bajo el pseudónimo Robert Galbraith:

El canto del cuco.
El gusano de seda.
Carrera de maldad.

Biografía

Joanne Rowling nació un 31 de julio de 1965 en el Yate General Hospital en Inglaterra. Hija de Anne y John Rowling, quienes, al igual que sus amigos, la llamaban Jo. Creció en Chepstow leyendo libros para niños, y sus favoritos fueron “El castillo soñado” de Dodie Smith, “Manxmouse” de Paul Gallico  y “El pequeño caballo blanco” de Elizabeth Goudge. Poco antes de cumplir dos años, mientras jugaba con plastilina, nació su hermana Dianne. Cuando tenía entre 5 y 6 años, decidió que quería ser escritora tras descubrir que detrás de cada libro había una persona haciéndolo, entendiendo que los libros no aparecían por arte de magia. A los 6 años escribió su primer libro, el cual fue leído por su mamá y tenía como protagonista a un conejo.

Cursó sus años escolares con grandes ansias de conocimiento (al igual que su personaje Hermione Granger). Años más tarde, estudió Filología Francesa y Clásica en la Universidad de Exeter, escapando constantemente a clases más cercanas a su pasión por las letras. Su carrera la llevó a vivir un año en París. Al terminar sus estudios, se mudó a Londres.

En un viaje en tren de Manchester a Londres en 1990, Joanne tuvo la idea de un chico que descubría que era mago y asistía a una escuela de magia. Fue así como comenzó la historia de Harry Potter. Durante 5 años, pensó qué clases tomaría su personaje, quiénes serían sus profesores y todos los detalles de cada libro, sabiendo que serían siete.

En 1990, su madre falleció en una lucha contra la esclerosis múltiple. Este suceso y los fuertes problemas económicos que enfrentaba marcaron una época muy oscura para Joanne, la cual más tarde inspiró la sensación que causaban los dementores, la cual va más allá de la tristeza, llegando a un momento en el cual no se tiene ninguna esperanza. Jo ha comentado que la muerte de su madre cambió sustancialmente la trama de Harry Potter.

Mientras planeaba el argumento y definía otras cualidades de la historia de Harry Potter, Rowling vivió algunos años en Portugal, donde fue profesora de Inglés. En 1992, se casó en ese país y, un año más tarde, tuvo una hija llamada Jessica. Su matrimonio fue corto, y una vez terminado, decidió volver al Reino Unido con su hija y vivir en Edimburgo.

En 1995, escribió el manuscrito del primer libro de Harry Potter visitando, junto a su hija, distintos cafés de la ciudad. Rowling mandó el manuscrito de su obra a diversas editoriales, siendo rechazada una y otra vez, hasta que, en 1996, Bloomsbury Children’s Books aceptó publicarla, con la advertencia de que buscara otro oficio, pues consideraban que no lograría mucho como escritora de libros para niños.

“Harry Potter y la piedra filosofal”, el primer libro de la serie, fue lanzando en junio de 1997, firmado por J. K. Rowling, ya que el editor no confiaba en que el nombre de una mujer resultara atractivo para los niños. La letra K hace referencia a su abuela paterna Kathleen, su abuela favorita.

La ambigüedad de su nombre quedó atrás cuando comenzó el éxito de Harry Potter y su foto comenzó a aparecer en todos lados; logrando que, más adelante, las editoriales respetaran y respaldaran el nombre de otras escritoras desconocidas.

En julio de 1998, el impacto de la historia comenzó a crecer con la publicación del segundo libro: “Harry Potter y la cámara secreta”. Además, ese año, Warner Bros. compró los derechos de los dos primeros libros para convertirlos en películas, lo que marcó el inició de una de las franquicias más importantes de todos los tiempos.

El tercer libro, “Harry Potter y el prisionero de Azkaban”, apareció el 8 de julio de 1999; incrementando la fama de Joanne, quien no se esperaba, de ningún modo, convertirse en una celebridad cultural. “Harry Potter y el cáliz de fuego”, cuarto tomo de la saga, se publicó el 8 de julio de 2000, batiendo distintos récords y posicionándose como uno de los libros más importantes de ciencia ficción.

Con el estreno de la primera película de Harry Potter en el 2001, un éxito avasallador alcanzó a Rowling y a sus libros; trayendo millones de seguidores a la saga. En esos meses, publicó “Animales fantásticos y dónde encontrarlos” y “Quidditch a través de los tiempos” para apoyar a Comic Relief, una organización caritativa británica. En diciembre de ese año, se casó con el doctor Neil Murray, a quien define como un hombre integro, inteligente y amable.

El 21 de junio de 2003, poco después del nacimiento de su hijo David, “Harry Potter y la Orden del Fénix”, el quinto libro, llegó a librerías de todo el mundo, mostrando, una vez más, el gusto de Jo por las palabras raras y la importancia que la da a las fechas y a los nombres. El 16 de julio de 2005, publicó “Harry Potter y el misterio del príncipe”, el sexto tomo de la serie, al cual llamo el gemelo de tinta y papel de su hija Mackenzie, quien había nacido unos meses atrás. En ese tiempo, tras leer que había niños en instituciones de la República Checa que dormían en camas enjauladas, fundó Children’s High Level Group (más tarde conocido como Lumos).

Mientras escribía el séptimo libro, Joanne se enfrentaba a un sinfín de distracciones en su casa, por lo que decidió terminarlo en un hotel de Edimburgo. Cuando logró acabarlo, sintió una euforia incontrolable y lloró como el día en que murió su madre; entendiendo el escape y la compañía que había sido Harry Potter para ella. El 21 de julio de 2007, publicó “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte”; manifestando, entre otras cosas, su profunda creencia en que el amor siempre triunfará y su agradecimiento a los seguidores de la historia. En 2007, fue nombrada personaje del año por la revista Time.

En el 2008, como apoyo a Children’s High Level Group, publicó “Los cuentos de Beedle el Bardo”, una serie de historias para niños que es mencionada en el último libro de Harry Potter. Con este libro y otras declaraciones en entrevistas, Joanne ha mostrado que aún no ha terminado de decir todo lo que tenía que contar sobre el mundo de Harry Potter.

Continuando con su labor social y su lucha contra la esclerosis múltiple, en 2010, Rowling donó una fuerte cantidad a la Universidad de Edimburgo para la fundación de Anne Rowling Regenerative Neurology Clinic, una clínica que investiga el campo de la regeneración neuronal y atiende a pacientes con esclerosis múltiple. La fundación fue nombrada en honor a la mamá de Jo.

Descansando de las aventuras de Harry Potter y continuando su carrera como escritora, Rowling publicó en el 2012 “Una vacante imprevista”, su primera novela para adultos. Con el seudónimo de Robert Galbraith, también lanzó “El canto del cuco”, “El gusano de seda” y “Carrera de maldad”. Escribió bajo este nombre para que el mundo no esperara de su libro una historia que repitiera el éxito de Harry Potter, aunque el misterio de esta identidad secreta duró muy poco tiempo.

Regresando al mundo mágico de Harry Potter, aunque esta vez sin él y con otros personajes, Rowling está escribiendo el guión de “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”, una película sobre Newt Scamander.

Hoy, Jo vive con su familia en Edimburgo y dice que está muy cerca de poder usar el Espejo de Oesed como un espejo normal y verse en él tal cual es.

 

rowling_photo

- Afiliado -
Compartir