¿Sabías que muchos niños y jóvenes han incrementado su desempeño escolar con la lectura de los libros de la serie de Harry Potter? ¿Te has enterado de que el quidditch, un deporte basado en la saga, se practica en varias universidades del mundo desde hace más de 10 años? O ¿Has tenido la oportunidad de escuchar “Wizard Rock” un género musical que surgió en base a los libros de Harry Potter? Definitivamente, la serie de libros escrita por Rowling ha modificado la cultura actual de la sociedad, en diferentes aspectos como el educativo, el deportivo y el musical.

En conmemoración del reciente cumpleaños de Rowling y de nuestro héroe favorito con lentes, Harry, repasamos algunos de los aspectos culturales en los que la saga ha tenido mayor impacto en los últimos años.

En el aspecto educativo, la serie fantástica ha desarrollado en niños y jóvenes un hábito por la lectura sin precedentes. Puesto que cada nuevo libro en la serie es más largo que su predecesor, las habilidades como la concentración en la lectura y la retención en la memoria de sucesos, se van mejorando a medida que se avanza en la lectura de las historias. Gracias a este hábito desarrollado por los libros, muchos niños tienen un mejor desempeño escolar. Además, de acuerdo a un estudio publicado en la revista de psicología social aplicada, JASP por sus siglas en inglés, se ha comprobado que además de desarrollar habilidades de lectura, la serie de Harry Potter también ha servido como un modelo para enseñar valores, ya que las personas que leen los libros y se identifican con el joven mago, tienden a desarrollar valores como la empatía y tolerancia.

En cuanto a la cultura deportiva, la serie ha incorporado un nuevo deporte a nuestra vida: el quidditch. Actualmente se juega en varias universidades de todo el mundo y en clubes de fans del joven mago. El deporte es como una combinación del fútbol americano con el básquetbol, y la forma de hacer anotaciones es pasando por uno de los tres aros colocados en el campo a manera de portería, una pelota. Para poder jugarlo se necesitan quince jugadores: tres cazadores, dos golpeadores, un buscador, un guardián por cada equipo y aquel jugador que hará de snitch.

Por el lado musical, se ha creado un nuevo género de música llamado “Wizard Rock”, el cual se asigna a las canciones que, en sus letras, tratan los temas de los libros de Potter. Las bandas más representativas de este género, provienen, en su mayoría de Estados Unidos e Inglaterra, y son: Harry y los Potter, Draco y los Malfoy, Los Remus Lupin y Tom Riddle y amigos. Usualmente, participan en convenciones de fanáticos en Estados Unidos o en fiestas de media noche, cuando se estrenaba un nuevo libro.

¿Quién pensaría que una simple novela de fantasía, lograría cambiar tanto nuestra cultura? Así es como Harry Potter, a través de los años, se ha introducido poco a poco en nuestra sociedad; aumentando las habilidades lectoras de millones de niños y jóvenes, agregando un nuevo deporte a nuestra cultura y añadiendo un nuevo género musical que ha conquistado a miles de personas alrededor del mundo.

- Afiliado -
Compartir
Entusiasta del Quidditch como deporte. En 2012 "volé" a Orlando a competir con mi equipo en la VI copa mundial de la IQA. Escribo guiones de cine de vez en cuando.